Cosméticos y lentes de contacto

Cosméticos y lentes de contacto

24 Sep Cosméticos y lentes de contacto

Cosméticos y lentes de contacto, Los maquillajes, bronceadores, cremas humectantes, limpiadores y cremas para manos contienen grasas, aceites minerales, ceras, jabones, glicerina, lubricantes y agua.  Estos elementos impregnan los canales de la huella digital de los dedos y a través de ellas la cubierta de las lentes, opacándolas reduciendo así la visión y la permeabilidad de las lentes de contacto. Por eso es importantísimo el lavado minucioso de las manos antes de manipular las lentes de contacto, y de ser posible utilizar jabones que no contengan aditivos.

Cosméticos y lentes de contacto:

  • Rimel: Fuente de la mayoría de los problemas con lentes de contacto, ya que debido a su textura escamosa suele contener pequeñas fibras que dan mayor longitud a las pestañas o contener proteínas que las engrosan. Es conveniente usar una máscara para pestañas de buena calidad, para que al secarse no descame dentro del ojo y se adhiera a las lentes de contacto. En caso de ocurrir, habrá que retirar las lentillas y lavarlas con solución salina.
  • Sombra para los párpados: Se fabrican a base de diversos tipos de óxido de hierro, sales metálicas o colorantes orgánicos, y su forma puede ser en crema o en polvo seco. Si se usan en cremas, hay que tener cuidado en que la grasa no entre en contacto con la lágrima y así llegue a la lente de contacto.
  • Delineadores: Líquidos para extender con pincel o lápiz. Cuando se aplique sobre el párpado inferior, debe hacerse por debajo de las pestañas y no en el grosor del párpado, ya que con el paso de las horas se diluye hacia abajo.
  • Perfumes: Nadie los usa cerca de los ojos, pero la yema de los dedos puede quedarse impregnada de ellos y llevarlo a las lentes de contacto. En este caso debe retirarse la lente de contacto y limpiarla con solución salina. Lo mismo con los ojos.+
  • Ya sea desodorante, lacas, insecticidas, etc. Pueden acumular una fina capa del producto sobre las lentes de contacto, provocando baja visión y/o irritación. Cuando se usan deben cerrarse los ojos y salir de la habitación donde lo hayas usado.
  • Secadores de pelo: Especialmente los de peluquería, suelen secar las lentes y las lágrimas, dando sensación de arenilla en los ojos. Para evitarlo, colocarse una lágrima artificial.
  • Esmalte de uñas: Los esmaltes y sus disolventes desprenden gases irritantes. Después de usarlos, lavarse bien las manos para que no entren en contacto con los ojos.