Acufenos

acufenos o tinnitus

07 Dic Acufenos

Es la hora de irse a la cama. Apagas todas la luces, la televisión, dejas de oír a tus vecinos y por fin llega ese momento en que toda tu casa se queda en silencio. Pero no, un sonido fantasma le acecha toda la noche… Este tipo de sonido es lo que se conoce como acúfenos o tinnitus.

Los acúfenos o tinnitus son considerados una alucinación auditiva y pueden definirse como aquellos sonidos de baja intensidad que no proceden de una fuente externa.

Afecta a una de cada cinco personas y no revista en gravedad por sí mismo, si no que es síntoma de una condición subyacente, como la pérdida auditiva derivada del envejecimiento, una lesión en el oído o una patología del sistema circulatorio. Aunque puede empeorar con la edad, en ocasiones, el acúfeno mejora gracias al tratamiento, bien identificado y abordando la causa subyacente, o bien reduciendo o enmascarando el ruido y las molestias.

Los acúfenos pueden hacer que percibamos sonidos fantasma muy variados, desde un tictac o un latido hasta un repique, un zumbido o un siseo, en tonos bajos o altos, en uno o ambos oídos y de forma ocasional o continua.

Ese ruido constante suele traer consigo una serie de implicaciones negativas para nuestro bienestar físico y mental.

  • Disminución de la calidad del sueño, acompañada de fatiga e irritabilidad.
  • Diversas alteraciones del estado emcocional.
  • Pérdida de concentración.
  • Descenso de las capacidades auditivas.

¿POR QUÉ APARECEN LOS ACÚFENOS?

Diversas hipótesis han intentado explicar el origen de los acúfenos, aunque ninguno de forma definitiva. Entre las causas que se cree que se esconden tras ellos destacan las siguinetes:

  • Daños en las células del oído interno.
  • Problemas auditivos, patologías crónicas o lesiones que afectan a los nervios del oído o a la parte del cerebro encargada de la audición, así como cambios en la estructura ósea del oído medio (otosclerosis).
  • Pérdida de audición asociada a la edad.
  • Exposición a los ruidos, ya sea prolongada (por ejemplo, por escuchar música muy alta con auriculares) o a corto plazo (tras asistir a un concierto).
  • Tapones de cera.
  • Desórdenes cardiovasculares, como tumores de la cabeza y el cuello, ateroesclerosis, hipertensión, etcétera.
  • Ciertas medicaciones.

 

Acuda a su especialista de confianza cuando el tinnitus aparezca de forma repentina y sin motivo, se experimente un gran malestar o pérdida auditiva o los síntomas no mejoren con el paso de los días.

En PerfectVisions & AudioPerfect estaremos encantados de atenderle y buscar solución a su problema.

PerfectVisions & AudioPerfect CENTRO AUDITIVO ESPECIALIZADO.

 

#OpticasExtremadura #OpticasCaceres #OpticasTrujillo #OpticasAlmendralejo #CentroOptico #CentroAuditivo #FranquiciaOpticas #FranquiciaAudio

www.perfectvisions.es

 

Fuente: Fundación Salud Visual (FUNSAVI) Desarrollo Optométrico y Audiológico, nº 46